Conoce los tipos de Jade.

El jade es un mundo aparte dentro de las gemas. De hecho, el término «jade» se refiere realmente a dos tipos de jade diferentes y a la vez similares, ambos hechos de minerales de silicato.

El jade nefrita fue el primero de estos materiales descubiertos en China, y fue el jade tradicional utilizado y tallado desde la antigüedad. La nefrita era tan importante que los depósitos tradicionales en China ahora están casi agotados.

Existe evidencia de que el jade jadeíta, que proviene principalmente de Birmania, comenzó a comercializarse en China en una escala más amplia en el siglo XIV. Era más duro, más denso y se trabajaba más fácil: finalmente se convirtió en la forma de la piedra preciosa preferida por los artesanos chinos.

Hoy en día, la mayor parte del comercio de jade es de la variedad jadeíta.

Tanto la jadeíta como la nefrita son piedras formadas por microcristales entrelazados. El jade se presenta en diferentes formas y tamaños y usualmente puede contener impurezas o granos en que definen su carácter, haciendo que cada pieza de jade sea única.

Los artesanos profesionales observan la belleza, los defectos y el espíritu del jade para determinar qué se esculpirá en esa pieza.

Las joyas y obras de arte de jade son extremadamente importantes para la cultura y la historia de China. Esta es la razón por la que los compradores están dispuestos a pagar un precio u otro.

Deja un comentario